Mié, 15 Agosto
El tiempo - Tutiempo.net

 06 08 cerveza

 


La cerveza, un verdadero motor para la economía nacional.


Cada primer viernes de agosto se celebró el Día Mundial de la Cerveza, rindiéndole homenaje a una de las bebidas más populares del mundo. Ello ocurre todos los años a partir de 2007, cuando un grupo de amigos californianos decidió establecer un día al año para rendirle honor a esta bebida que, desde hace siglos, acompaña en reuniones, eventos y celebraciones. Actualmente, es una conmemoración mundial que abarca 207 ciudades y 50 países, incluida la Argentina. 

La cerveza es una bebida milenaria, con 5.000 años de antigüedad. En la Argentina, la cerveza llegó allá por 1742 cuando se abrió el primer local cervecero en barrio porteño de Retiro. Más adelante, a partir de mediados de siglo XIX, el mercado cervecero se consolidó con la llegada de Otto Bemberg y Emilio Bieckert.

Y tras una extensa trayectoria en el país, la cerveza constituye hoy una “industria de industrias”, es decir, una importante cadena de valor que impacta fuertemente en el sistema económico del país y en las economías regionales. Por un lado, constituye una importante fuente de empleo nacional, al contar con 8.500 trabajadores directos, 9 cervecerías y 6 malterías, y más de 127.500 indirectos que constituyen su cadena de valor, incluyendo logística, distribuidores, oficinas de ventas y en la producción de cebada, lúpulo, maíz en el campo. Es una verdadera economía federal, ya que el 80% del empleo se distribuye en el interior, mientras que el 20% radica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Por otro lado, el sector impacta directamente en la economía nacional, ya que sus ingredientes (malta, lúpulo, levadura y agua, y otros cereales cerveceros como el maíz) son producidos en un 90% en territorio argentino.

Además, el consumo de esta bebida se ha popularizado durante los últimos años y, en nuestro país, no se queda atrás. Durante el último año, los argentinos consumieron un promedio de 42 litros anuales per cápita, un litro más que en 2016, sumando un total de 18 millones de hectolitros a nivel nacional. Sin dudas, la diversificación de estilos y variedades, y la ampliación de las ocasiones de consumo, repercutieron en este boom cervecero.

“La industria cervecera tiene inversiones comprometidas de más de 1.800 millones de dólares para el 2020, y ya ha concretado más de un 40% de dicho objetivo. En este sentido, se trata de una enorme cadena de valor que involucra productores, distribuidores, Pymes y otros actores que cada día ponen lo mejor de sí para lograr un producto de calidad”, afirma Alejandro Berlingeri, Director Ejecutivo de la Cámara de Cerveceros Argentinos.

Finalmente, al comparar el consumo de cerveza en los últimos años, se observa que cada vez se eligen cervezas más sofisticadas y premium, valorando distintos aspectos al momento de la compra como el sabor y la composición de la bebida, más que el precio.

0
0
0
s2smodern