Sáb, 23 Febrero
El tiempo - Tutiempo.net

 

 Fernet 1882 industria argentina

 


Los dueños de Fernet 1882 ahora apuestan a vender fábricas de biotanol.


Los creadores de la marca de fernet 1882 apuestan por desarrollarse en el negocio de biotanol. Sin embargo, no apuntan a destacarse en su producción sino en la fabricación de destilerías para convertir el maíz en combustible y alimento para el ganado. El proyecto surgió hace cuatro años con el objetivo de reducir costos logísticas y ya se dio el primer paso internacional con el envío de la primera Minidest a Bolivia.

Porta Hnos. ya tiene seis de estas plantas instaladas en establecimientos agropecuarios del territorio nacional y, según consigna La Voz del Interior, aspira a construir otras cuatro en 2019. La primera de ellas abrió sus puertas en 2016 en Las Chilcas, la segunda comenzó a operar dos meses más tarde en Estancia Las Peñas. Cada una de ellas tiene una capacidad para procesar unos 5,5 millones de litros de biotanol por año.

Cada Minidest tiene un valor de US$4 millones y, al ser modular, su capacidad pueden ampliarse, además de poder ser operada de manera remota. Según detalló la empresa, estas plantas están pensadas para productos agrupecuarios que cuentan con 2000 hectáreas de maíz y un feedlot de aproximadamente 4000 animales.

Durante un mes, la compañía cordobesa enviará a Bolivia -la planta fue adquirida por Granosol- los componentes, mientras que el ensamble tomará alrededor de un mes y medio. Ahora, desde Porta Hnos, apuntan a llegar al mercado paraguayo y brasileño con sus minidestilerías y aseguran que las negociaciones para lograrlo están avanzadas.

Igualmente, el alcohol continúa siendo el principal negocio de la firma fundada por la familia Porta, hoy comandada por la quinta generación. La mayor parte de los ingresos provienen de la producción y venta de alcohol a granel para industrias alimenticias y perfumerías, mientras que la segunda mitad en importancia es la de consumo masivo a través de sus tres marcas más populares: Bialcohol, Casalta y 1882.


Fuente: Cronista

0
0
0
s2smodern