Jue, 13 Diciembre
El tiempo - Tutiempo.net

 

equidad igualdaad género trabajo cargos min

 


Según estudio realizado entre 10.000 empresas y 5.500 directivos de 36 economías, si la tendencia se mantiene faltarían 32 años para lograr la igualdad.


En la cumbre internacional Woman 20 (W20) que se realizó en la Argentina, se dio a conocer el informe anual Women in Business que realiza la firma. Y, si bien, hubo números positivos aún queda mucho por hacer y si no se aceleran los avances la igualdad aún está muy lejos.

Según el estudio, hoy el 23% de los puestos directivos en la Argentina son ocupados por mujeres, y el 58% de las empresas argentinas tienen al menos una mujer en un puesto de liderazgo ejecutivo. Esto representa un 5% entre un año y el otro, con un porcentaje de mujeres en alta gerencia de 53% y de roles senior de un 18%, en 2016.

 Sin embargo, "si la tendencia se mantiene, se estima que no se alcanzará la paridad de género sino hasta 2060", comentó Carolina Salamanca, gerente senior de Marketing, Comunicación y Desarrollo de Negocios de Grant Thorton.

En América Latina, México continuó su tendencia de mejorar la participación femenina en los equipos senior por tercer año consecutivo, con el 75% de las empresas reportando al menos una mujer en la alta gerencia y el 34% de las posiciones senior ocupadas por mujeres. Brasil también mostró una mejoría en ambas métricas, los porcentajes de negocios con al menos una mujer en la alta gerencia aumentaron de 58% a 61% y los roles principales ocupados por mujeres de 23% a 29% respectivamente.  

A nivel mundial, las empresas han dado un paso adelante, pero un paso atrás en cuanto a la proporción de mujeres en puestos de liderazgo. Significativamente más empresas (75% en 2018 vs 66% en 2017) cuentan hoy con al menos una mujer en el equipo de alta dirección, pero la proporción de mujeres en los equipos se redujo del 25% al 24%, según los datos recolectados.

En este contexto, Florencia Scandale, directora de Recursos Humanos de Microsoft Argentina, explicó: "El mayor desafío no es contratar mujeres, sino crear una cultura inclusiva que asegure que todos podemos  aprender y desarrollarnos, proponer ideas, impactar en los resultados, flexibilidad para manejar el trabajo conciliándolo con nuestras actividades personales, y respetar las diferencias integrándolas en nuestros equipos de trabajo para innovar".

"Los equipos heterogéneos tienen un 45% más de probabilidades de mejorar su market share,además de que resuelven problemas complejos no solo mejor, pero de manera más creativa que equipos homogéneos", afirmó por su parte, Alejandra Ferraro, directora ejecutiva de RR.HH. para Latinoamérica de Accenture.


 

Fuente: Apertura

0
0
0
s2smodern