Mar, 18 Septiembre
El tiempo - Tutiempo.net

 08 06 De82vkiXkAAJVSo

 


El 82% de los establecimientos de alimentos en Bogotá obtuvo concepto favorable.


La Secretaría Distrital de Salud dio a conocer que de los 71.377 establecimientos dedicados a la preparación, almacenamiento, distribución y expendio de alimentos en Bogotá que recibieron en 2017 inspección, vigilancia y control en conjunto con las cuatro subredes Integradas de Servicios de Salud E.S.E, 58.536 obtuvieron concepto favorable con requerimiento al cumplir parcialmente con la norma y no ofrecer un riesgo a la salud pública.

De otro lado, la Secretaría aplicó concepto desfavorable y medida sanitaria de seguridad a 286 establecimientos en la capital del país por incumplimiento a la norma sanitaria. Ante ello recibirán visitas rigurosas hasta tanto cumplan con los estándares y reciban concepto favorable parcial, el cual es de mínimo 60, al comprenderse que se mide de 1 a 100.

María Cristina Prieto, coordinadora de alimentos sanos y seguros de la Secretaría de Salud del Distrito, señaló que aun cuando la mayoría de los establecimientos (restaurantes, tiendas, cafés, panaderías, supermercados, entre otros) cumple con la norma de sanidad, al asumir la responsabilidad que tienen con los consumidores, se percibe que las personas a cargo de la manipulación de los alimentos requieren de más capacitación y rigurosidad en el manejo de los productos que llegan a manos de la población en la capital.

“La base central de los negocios de alimentos está en el manipulador (cajeros, meseros, chef, distribuidores, entre otros). A este punto se le debe dar más importancia en los establecimientos cuando son evaluados porque pueden tener toda la documentación  y tecnología en el establecimiento, pero si el manipulado no aplica las Buenas Prácticas de Manufactura, BPM, habrá problemas de inocuidad y graves problemas de salud”, aclaró Prieto.

Ante ello añadió que las Buenas Prácticas de Manufactura, BPM, son las que reglamentan las condiciones de almacenamiento, conservación, preparación, transporte y expendio de alimentos para garantizar un impacto positivo en la salud pública, de la mano con la implementación de sistemas de aseguramiento de calidad y las estrategias de autorregulación.

Recalcó que la documentación puede estar al día en un establecimiento. Sin embargo, durante el proceso de verificación y vigilancia con auditoria se estable que se cumpla más allá de lo que sale en el papel. “No solo se trata de tener los documentos al día; hay que comprobar que los sitios de alimentos están al día en la práctica. Es importante la autorregulación en los negocios”.

Cabe resaltar que María Cristina Prieto dictó la conferencia Inspección vigilancia y control por parte de la SDS en los servicios de alimentación, el martes 5 de junio en Alimentec, la feria más representativa de la industria de alimentos, bebidas y tecnología alimentaria en Latinoamérica, la Región Andina y El Caribe que se realizará en Corferias.

La charla se dirigirá a empresarios, manipuladores, emprendedores y todo profesional de la industria de alimentos y bebidas que esté interesado en el mejoramiento y cumplimiento de las normas que favorezcan a los consumidores de productos alimenticios.

“Seguimos fortaleciendo el trabajo en forma conjunta interinstitucionalmente y con las agremiaciones, comerciantes, academia y demás actores de la cadena alimentaria para fomentar el cumplimiento de las BPM en todos los establecimientos abiertos al público que manipulan alimentos, garantizando su buen funcionamiento y la salud de los consumidores”.

0
0
0
s2smodern