Dom, 18 Noviembre
El tiempo - Tutiempo.net

 

06 07 Techit


El dueño de Techint, Paolo Rocca, se mostró preocupado por la inflación y la crisis cambiaria. En tanto, Vidal abogó por el blanqueo laboral.


Solo Paolo Rocca, dueño Techint y el empresario privado más importante del país, pudo darse un lujo de subirse a dos escenarios en un mismo evento empresarial para mantener una conversación pública con el Gobierno sin sacarse chispas.
 
El primer acto le sirvió para cuestionar la inestabilidad macro que vive la Argentina, reclamar una visión más clara de largo plazo y explicitar cómo la devaluación mejora la competitividad de las exportaciones. El segundo, para escuchar -sin críticas- a María Eugenia Vidal, la figura política del oficialismo más importante del momento, aceptar la coyuntura difícil que viven las pymes, remarcar la importancia de la previsibilidad fiscal y pedir a la oposición por la aprobación del blanqueo laboral en el Congreso.
 
Ambos momentos coincidieron en la Conferencia Anual 2018 de la Fundación Observatorio Pyme -organización fundada por Techint y la Unión Industrial Argentina- realizada ayer en el primer piso de la sede central del Banco Nación, a metros de la Casa Rosada y el Palacio de Hacienda. "Hay una muy prolongada inestabilidad en la economía argentina de los últimos 50 años", dijo el directivo. "Los empresarios tienen que ser algo muy parecido a héroes [una frase que el fin de semana pasada dijo el ministro de Producción, Dante Sica]. "Construir un mínimo de confiabilidad es muy complicado", explicó Rocca y agregó: "La inflación, la crisis, plantea un escenario de mucha incertidumbre". Escuchaba un auditorio completo, compuesto por el presidente de la UIA, Miguel Acevedo; Luis Betnaza (Techint); Eduardo Nougués (Ledesma); Teddy Karagozian (TN & Plátex), entre otros empresarios y funcionarios.
 
"Sin dudas, las dificultades actuales están afectando las cadenas de pago. Pero es un momento para poder mirar al mediano y largo plazo, y ver adónde podemos ir. Para tener una visión clara", dijo Rocca, que habló además de ofrecer "consistencia macroeconómica". El dueño de Techint volvió a cuestionar a China por las "distorsiones" de su economía, abogó por un acuerdo con la UE y dijo que Brasil vive un contexto adverso. "Es un momento muy complicado del contexto mundial", alertó Rocca.
 
Y aunque dijo que el Gobierno debe tener una "mirada atenta" sobre el tejido industrial, afirmó: "La devaluación permite una recuperación inmediata de la competitividad". A su lado, lo escuchaban Hugo Sigman, presidente de Insud, y Daniel Herrero, número uno de Toyota. A Herrero le había propuesto más integración (el sector metalmecánico y automotor suelen chocar por los precios de los insumos) y una mejora en el flex, que la mayoría de las automotrices no cumple, aunque la japonesa sí. Para cerrar, volvió al principio y pidió instalar en la Argentina "un contexto de mayor estabilidad".

Antes de largar el segundo acto con la presencia de Rocca y Vidal fue el turno de Dante Sica, ministro de Producción, que destacó lo realizado por su antecesor Francisco Cabrera. Afirmó además que trabajará en una nueva ley pyme para bajar impuestos, pero con un límite claro: "Cumpliendo el programa de disciplina fiscal". Por eso el foco estará también -dijo- en las "marañas y trámites" del Estado.

A su lado, el gobernador Hugo Passalacqua fue uno de los más ovacionados. "Yo no soy del partido gobernante", dijo el peronista. "Hay una situación complicada. Si no salimos juntos de esto, va a ser difícil salir", agregó el mandatario provincial. Música para los oídos de la gobernadora bonaerense, que escuchaba en primera fila y que a media mañana había mantenido una reunión en Casa Rosada con el ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, con los reclamos de los gobernadores del PJ de fondo. Todo en el marco de la aprobación consensuada del presupuesto 2019 en el que se plantea un severo ajuste.

Ya con Rocca en el escenario, Vidal planteó la necesidad de incluir en ese debate el blanqueo laboral que el Gobierno ya envió al Congreso. "El blanqueo laboral sería de mucha utilidad para la formalización de miles de trabajadores", dijo la gobernadora, que afirmó que es una medida que haría un "país más consistente".

"Desde el Gobierno estamos construyendo herramientas para sostener los puestos de trabajo y acompañar (a las empresas) en un contexto difícil", afirmó Vidal y agregó: "Tenemos que sostener las cadenas de pago". La gobernadora había reconocido que la "tormenta" es parte de una coyuntura que el país debe atravesar para mirar el largo plazo con "un marco fiscal previsible". Rocca la miraba atentamente sin hablar.

"El cambio permanente de las reglas de juego impacta", afirmó, casi como si le contestara a los miembros de su gobierno tras las idas y venidas de las últimas horas con la posibilidad de subir o no un impuesto a la venta de pasajes al exterior.


 Fuente: La Nación 

0
0
0
s2smodern