Dom, 22 Julio
El tiempo - Tutiempo.net

 


El director del área de Maplink, Alejandro Singer, la empresa que eligió Google para gestionar sus mapas, apuesta a la información integrada.

Toda organización dedicada al movimiento de productos y mercaderías encuentra en sus operaciones un enorme desafío logístico y, desde hace unos años, también debe solucionar otras exigencias como la optimización de flota y rutas de entrega, bajar costos sin descuidar la satisfacción del cliente o estimar al máximo el horario de una entrega, sobre todo en negocios online o servicios con delivery. Frente a este panorama, la empresa Maplink, dedicada a tecnologías de logística y geolocalización en la nube y partner premier de Google Maps, investiga y desarrolla soluciones para resolver las nuevas complejidades que surgen en los procesos logísticos que, cada vez, son más atravesados por las nuevas tecnologías.

Con más de 1200 clientes en 19 países, la compañía llegó al país para fortalecer la oferta de sus productos y acompañar la expansión que inició hace 3 años con la apertura de oficinas en México, Colombia y Chile. En la Argentina, ya brinda servicios para Nestlé, Mastellone, Axion Energy, Musimundo, Syngenta, Cheeky o Ribeiro, entre otras; con gran presencia en los segmentos de retail, automotriz y agro. "El enfoque es afianzar la posición en América latina y transformar nuestras soluciones en una herramienta fundamental tanto para pymes que cuentan con procesos básicos de reparto, como para grandes empresas que necesitan reducir costos", explica Alejandro Singer, director de Logística para la marca en el país.

-¿Cómo impactará en el futuro de la logística la creciente participación de aplicaciones y tecnologías?

-Las apps y tecnologías móviles están teniendo un significativo impacto. La naturaleza del entorno en el que trabajan las compañías con procesos de distribución hace que se vean obligadas a incorporar tecnología para la especialización y obtención de resultados. Los profesionales de la logística y el transporte utilizan dispositivos móviles porque se adaptan mejor a la eficiencia, la transparencia y brindan la posibilidad de tomar decisiones en tiempo real con una precisión que antes era impensada. Las nuevas tecnologías están empujando a operadores logísticos fuera de su zona de confort, rompiendo con antiguos paradigmas de muchos años. Por ejemplo, se obtiene mayor colaboración entre los actores de la cadena logística, aumentando la transparencia, reduciendo los costos e impactando favorablemente en el nivel de servicio.

-¿Cómo imagina la relación de estas tecnologías con la logística en lo inmediato?

-La situación actual tiene a la gestión manual como parte fundamental de todos los procesos; esto genera que la operación logística sea más lenta e insegura, sujeta a errores e inconsistencias. Por lo que contar con la información de la cadena de distribución de manera integrada para ser consultada en tiempo real es clave para que la logística sea eficiente. La mayoría de las organizaciones entendieron que la logística es pieza fundamental de la cadena de suministros y ya comenzaron a invertir en innovación para ese segmento, por lo tanto, se empiezan a observa mejores resultados y más eficiencia en las operaciones. En la medida en que los procesos de transporte y almacenamiento sean optimizados y digitales, los equipos de trabajo podrán dedicarse a solucionar problemas, explorar talentos y mejorar estrategias de negocio.

-¿Cuáles son las nuevas exigencias de mercados digitales que debe enfrentar un operador logístico?

-Las expectativas del cliente están aumentando aceleradamente. Tanto individuos como empresas esperan obtener bienes más rápido, de forma más flexible y -en el caso de los consumidores- a bajo o sin costo de entrega. Esto sigue las tendencias de mercados más evolucionados, donde las empresas que realizan entregas alcanzan niveles de servicio que hoy son impensados en la región. Por otro lado, la fabricación está orientándose cada vez más hacia la personalización de productos, lo cual es bueno para los clientes, pero representa un desafío para la industria de la logística. Este contexto será sin dudas un desafío que la tecnología deberá resolver, aportando inteligencia en la administración de datos para los proveedores de servicios y dando visibilidad a los clientes que exigirán cada vez más.

-¿Por dónde pasarán las próximas novedades tecnológicas en logística?

-La tecnología se volvió fundamental en la administración de negocios. Sistemas que permiten la planificación, organización, conexión e integración de procesos y datos internos están en constante evolución, lo cual genera más oportunidades de mejora y ahorros a nivel operativo. Dicho esto, las principales tendencias que se vislumbran para los próximos años se relacionan con vehículos autónomos, Internet de las cosas, impresión 3D, realidad aumentada, sistemas de autoaprendizaje, sistemas biónicos, robotización, automatización y logística en la nube.


Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern

 


Las industrias aerocomercial, financiera, automotriz, semillera y supermercadista viven distintas realidades, pero enfrentan similares obstáculos y el reto de llevar a cabo una reforma para ganar competitividad.

La palabra "reforma" se traduce en imágenes concretas para los ejecutivos de las diferentes industrias. El evento La Nueva Argentina reunió a cinco referentes de los sectores agroindustrial, aerocomercial, retail, automotor y financiero. Los invitados fueron Antonio Aracre, director general de Syngenta para Latinoamérica Sur; Rosario Altgelt, gerenta general de Latam Argentina; Matías Videla, gerente general de Jumbo Argentina; Hernán Vázquez, presidente de Volkswagen Argentina; y Juan Curutchet, presidente del Banco Provincia, que participaron de un panel moderado por José Del Rio, secretario General de Redacción del diario La Nación.

Comenzó Altgelt, quien describió al sector aerocomercial como uno que "necesita transformarse" porque "está subdesarrollado". Para la ejecutiva, en la Argentina vuela la mitad de gente de la que debería y es por eso que se necesitan "cambios de fondo" que permitan el crecimiento del mercado. Entre esas transformaciones, llamó a definir qué significa el concepto de low cost en este país. "Creo que esos actores de bajo costo van a llegar y van a disrumpir un mercado con dos grandes jugadores, lo que será muy saludable", opinó.

Dijo que espera la llegada de las low cost porque Latam Argentina también desea serlo, como en Brasil y Chile, donde incorporó esas prácticas. Sin embargo, no se mostró confiada con el escenario que se encontrarán esas firmas de bajo costo: señaló la desventaja de los proveedores monopólicos y las prácticas laborales que logran que un piloto en la Argentina trabaje la mitad de horas que en otro país.

Siguió Videla, quien describió la foto de un sector que pasó "un año muy complejo" y con una "caída en volúmenes significativa". Sostuvo que la gran mayoría de las compañías de supermercados cerrará con números rojos a pesar de que el Gobierno tiene una agenda "moderna, pro sector y pro economía formal". Expresó que en la actualidad hay un "momento histórico" en los temas tributarios y laborales.

Siguió: "En este momento, la rentabilidad para Jumbo en la Argentina es la más baja de la región. La carga tributaria es grande y nos deja afuera de la discusión de inversiones. Tenemos un escenario complejo, con gravámenes que no existen en otros países, como Ingresos Brutos o el impuesto al cheque". Añadió que eso se traduce en informalidad: "Todas las grandes cadenas en la Argentina representan el 35% del mercado, mientras que en Chile llegan al 60%", dijo.

Le tocó el turno a Curutchet, quien habló de uno de los brotes verdes del bienio de Cambiemos: los créditos. "El sistema bancario argentino también está subdesarrollado -aclaró-. El crédito medido como porcentaje del PBI es muy chico". Añadió que la actividad "está en franca expansión" en todas sus variantes: personales, vivienda o de empresas, entre otras.

¿Podrá convivir un crecimiento del consumo con el modelo de ahorro e inversión que plantea el Gobierno? Para Curutchet, sí. Añadió que la discusión de los costos en cada uno de los sectores se puede dar porque las variables macro empiezan a ser domadas. "Empezamos a transitar un terreno de normalidad que antes no transitábamos. Pensemos que estas reformas se están haciendo para que despeguemos, no a tasas chinas, sino a tasas normales que se mantengan", agregó.

Aracre también se ocupó de un brote verde, el agro. "Uno de los grandes aciertos del Gobierno fue devolverle la esperanza a un sector casi excluido de la economía", opinó. Luego, dijo que, a su juicio, la competitividad del tipo de cambio está "un poco deteriorada" pero, aclaró, "nadie pide devaluación, sino un tipo de cambio que mantenga la competitividad para que los productores tengan acceso a la tecnología y a la innovación".

En tanto, hizo hincapié en la necesidad de que el Gobierno se ocupe de proteger las innovaciones en tecnología para incentivar las inversiones: "Por eso, es muy importante que la ley de semillas tenga un espacio preponderante en la difusión del Congreso. Creo que estamos muy cerca de ponernos de acuerdo en un tema muy importante para el campo", proyectó. Por otro lado, apuntó que lo que sucede entre el Gobierno y los gobernadores es "un buen indicio" de una conversación multisectorial y de largo plazo en la que "hace falta incorporar académicos y empresarios".

Para terminar, Vázquez dijo que el sector automotor "no tiene una sola respuesta" ante la pregunta de cómo fue el año. Desde el punto de vista de las ventas, dijo, hay un panorama positivo. Sin embargo, hay una "importante entrada de productos desde Brasil que está haciendo que suba mucho el peso de los autos importados de ese país" en las ventas locales. "Hay un acuerdo que se llama Flex y que hoy no se está cumpliendo: tenemos que buscar cómo encontrarle la vuelta y volver a apostar a que Brasil tenga una demanda sostenida que también nos permita exportar", añadió.

Destacó el plan Un Millón y la relación entre el Gobierno, el sindicato y los empresarios del sector y resaltó la necesidad de buscar nuevos mercados más allá de Brasil. Concluyó: "Los actores nos tenemos que sentar en la misma mesa y buscar soluciones. Tenemos un mercado atractivo, pueden venir inversiones, pero necesitamos generar confianza, algo que requiere persistencia en el tiempo".


Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern

 


La suba más importante corresponde a las tarifas de electricidad y gas. La inflación core estará en torno del 1,4 por ciento; los privados y la Ciudad de Buenos Aires estiman que el aumento de los precios rondará el 3 por ciento.

Con un aporte importante de la suba de las tarifas de los servicios públicos, para el Gobierno este mes la inflación podría ubicarse por debajo del 2,5 por ciento.

El componente más relevante es la suba de los servicios públicos, mientras que la inflación core -que no toma en cuenta la variación de los precios estacionales ni regulados- estaría en torno del 1,4 por ciento.

Así lo indicaron dos calificadas fuentes oficiales, que señalaron que el dato oficial se ubicaría por debajo de las estimaciones privadas, que rondan el 3 por ciento.

Hasta hoy, la proyección oficial es del 2,2 por ciento a nivel nacional, según una de las fuentes. Para otro funcionario, podría estar en torno del 2,5 por ciento, básicamente porque la suba de las tarifas de electricidad y gas impactará sobre todo en el área metropolitana y menos a nivel nacional.

Para la ciudad de Buenos Aires difícilmente la inflación esté por debajo del 3 por ciento por el aporte de las tarifas, la medicina prepaga y la nafta, que le ponen un piso de 2 puntos al incremento del mes.


Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern

 


A un año de la ordenanza puesta en marcha en Santiago del Estero, desde Traeer explicaron que disminuyó la entrega de estos soportes en los supermercados.

El uso de bolsas plásticas se redujo hasta un 50% en nuestra ciudad. Así lo afirmaron desde la organización civil Traeer al cumplirse el 1 de este mes, un año de la ordenanza que lo regula.

La norma no las prohíbe, pero explicita que “los comercios en su totalidad, deberán garantizar la entrega de bolsas, sobres, cajas y/o contenedores para el traslado de productos que comercializan, siempre que sean oxibiodegradables”.

Sergio Páez, titular de la asociación impulsora de la medida, explicó que en el caso de los supermercados chinos, “no entregan ni venden” bolsas plásticas; en otros, el uso disminuyó “más del 50%”; mientras en aquellos de grandes superficies se “había reducido en un gran porcentaje”.

Por su parte, en los negocios de los barrios (despensas, carnicerías, verdulerías, entre otros) entregan bolsas que están fuera de la normativa y alegan que quienes les proveen no ofrecen más opciones que las plásticas.

Más allá de la voluntad de los comerciantes, desde la organización de cuidado ambiental plantean la necesidad de tomar y generar conciencia entre los consumidores. Sus hábitos y costumbres también deben modificarse e inclinarse por colaborar llevando una bolsa ecológica, el carrito o pedir caja o una bolsa oxibiodegradable.


Fuente: Nuevo Diario Web

0
0
0
s2smodern

 


Avances en materia de déficit e inflación, además de muestras de continuidad del rumbo político, son los elementos que mira la calificadora Moody's para decidir nuevas subas.

Moodys espera que la economía argentina crezca 3,5% en 2018 con una inflación del 15%, 3 puntos por encima de la meta oficial y que tras dos años de crecimiento el déficit público empiece finalmente a bajar. Más aún, la agencia de riesgo que subió recientemente la nota crediticia del país adelantó que está mirando tres factores clave antes de decidir nuevas mejoras a la calificación: una baja consistente del déficit, signos de avance en la lucha contra la inflación y una profundización del rumbo político.

La calificadora de riesgo subió la nota de la Argentina a B2 el 29 de noviembre último, como un reflejo de lo que considera una mejora en las decisiones de política y una mejor performance económica. Por otro lado, la suba de nota no llegó más lejos debido a la debilidad de las instituciones locales y a los todavía crecientes desequilibrios externos. Avances en materia de déficit e inflación, además la continuidad del rumbo político, son los elementos que mira la firma para decidir nuevas subas de nota.

"En los próximos dos años habrá dos grandes pruebas para la efectividad y la continuidad de estos cambios de política. La primera gran prueba será la estabilización macroeconómica continua, particularmente a través de esfuerzos de consolidación fiscal. En 2017, el déficit será más amplio que en 2016. Esta fue una decisión consciente del gobierno, que retrasó la consolidación fiscal al abordar otras prioridades de política. Pero los altos déficits fiscales continuados, financiados en moneda extranjera, aumentan el riesgo de un shock externo y limitarán las acciones de calificación positivas hasta que se aborden", advirtió Moodys.

"La segunda gran prueba serán las elecciones presidenciales de 2019. Los resultados legislativos a medio plazo de este año representan una fuerte indicación de un mayor apoyo para las políticas del gobierno, pero persisten las preocupaciones sobre su sostenibilidad a largo plazo. Los resultados de las elecciones presidenciales de 2019 proporcionarán una mayor claridad sobre las preferencias políticas de la oposición", agregó.


Fuente: Cronista

0
0
0
s2smodern