Mié, 15 Agosto
El tiempo - Tutiempo.net


La conferencia de la OMC tendrá hoy su momento clave si Estados Unidos, Japón y la Unión Europea formalizan la declaración conjunta para presionar a China por el uso de subsidios en el comercio.


 

La conferencia ministerial de la OMC hoy tendrá su momento clave si es que Estados Unidos, Japón y la Unión Europea formalizan una declaración conjunta para presionar a China por el uso de subsidios en el comercio, tal como adelantó el Financial Times.

En medio de esa puja, el experto en comercio de la universidad de Saint Gallen (Suiza), Simon Evenett, citó su último informe que respalda los reclamos de los países del Norte.

Ese dato lo adelantó ayer Evenett, durante el simposio de Comercio y Desarrollo Sustentable que se realiza en la Bolsa de Cereales, durante una ponencia sobre el G20.  

Además, apuntó que la principal práctica distorsiva que aplican los países es subsidiar a sus propios exportadores para “ganar el mercado a firmas extranjeras”, pero sin mencionar qué justamente China es cuestionada por ese recurso. El académico presentará más detalles de su informe esta mañana, en la Bolsa de Cereales, durante el evento paralelo que organiza el Centro Internacional para Comercio y Desarrollo Sostenible (ICTSD).

De concretarse la declaración conjunta de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea, la OMC de Buenos Aires sería testigo de una estrategia de contención de los países más desarrollados contra el principal país emergente: China. Si bien Reuters informó que no se sabe si se mencionará explícitamente a Beijing, advierte que las quejas de los países del Norte se centran en los subsidios a empresas estatales por parte del gigante asiático.  


Fuente: Cronista

0
0
0
s2smodern


El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, insistió ayer desde Salta en la necesidad de mantener la vigencia del decreto 814, que permite computar como crédito fiscal a las contribuciones patronales.


Además, en mandamás de la entidad, reiteró que las modificaciones en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos contempladas por el Gobierno nacional afectará a diferentes economías regionales.

Es que precisamente el artículo 4 del decreto 814/2001 establece que el empleador puede computar como crédito fiscal del IVA, el monto que resulta de aplicar a la base imponible de las contribuciones patronales efectivamente abonadas, determinados puntos porcentuales que varían según la zona geográfica, y favorece a la Patagonia, al NOA y al NEA.

Los porcentajes originales fueron reducidos en un 1,5% a partir de las contribuciones abonadas en el mes de febrero de 2003, siempre y cuando no superaran el 7%.

Así lo planteó el titular de la UIA, al participar de la celebración por los 35 años de la Unión Industrial de Salta que encabezó ayer el gobernador Juan Manuel Urtubey, como parte de las visitas de la entidad durante este año a varias provincias.

Acevedo, Urtubey y el presidente de Unión Industrial de Salta, Julio Usandivaras, participaron del panel de apertura del seminario "Norte productivo. Industria federal" en el que se debatieron los desafíos productivos de la región.

En ese contexto, Acevedo se refirió a la importancia de mantener vigente el decreto 814/01, que promueve la radicación de empresas fuera de los grandes centros de consumo "para que no peligre la continuidad de los empleos" que se generan en esas regiones. 

El titular de la UIA también hizo hincapié en que la suba del Impuesto sobre Ingresos Brutos que prevé el nuevo consenso fiscal al que se comprometieron las provincias "afectará negativamente el desarrollo de las diferentes actividades productivas", tal como vienen advirtiendo los industriales desde hace semanas, señaló un comunicado.

"Para la UIA es importante que provincias como Salta se comprometan desde hace 35 años en la articulación de los industriales de la región. Cada provincia tiene su especificidad productiva para aportar al desarrollo industrial del país", agregó Acevedo.

El seminario cerró con un el panel "Análisis político-económico" en el que disertaron los analistas Sergio Berenstein, Dante Sica (Director de Abeceb) y Diego Coatz (Director Ejecutivo UIA), en un panel moderado por José Urtubey, vocal de la UIA.

Durante la visita, los dirigentes de la UIA participaron de la celebración por los 35 años de la Unión Industrial de Salta. El seminario "Norte productivo. Industria federal" fue la actividad principal en la que se debatieron los desafíos de la región de cara al futuro.

Las actividades de la comitiva UIA comenzaron por la mañana con encuentros que incluyeron a industriales de la región. Luego participaron de un almuerzo junto a las autoridades de la Unión Industrial de Salta.

Integró la delegación que representó a la UIA también Luis Betnaza, vicepresidente 1 y hombre de Techint.


Fuente: Cronista
0
0
0
s2smodern

 


Las empresas deben conseguir la "licencia para operar" de los consumidores. Referentes del sector automotor, del consumo masivo y de las bebidas contaron cómo las compañías enfrentan las nuevas demandas de sus clientes.


La reconversión de los procesos de las compañías y el rol del Estado a la hora de incentivar prácticas sustentables y asegurarse de que se cumplan los requisitos medioambientales fueron ejes de discusión del panel integrado por Miguel Kozuszok, presidente de Unilever para Latinoamérica; Juan Bautista Filgueira Risso, presidente de la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad (APRA); Mariano Perotti, director general de Aguas Danone; y Daniel Herrero, presidente de Toyota. Estuvo moderado por José Del Rio, secretario general de Redacción del diario La Nación.

Kozuszok es el líder regional de una multinacional cuyo CEO a nivel global es un referente de la sustentabilidad en el mundo de los negocios. Se trata de Paul Polman, cuya estrategia en la compañía se enfocó en duplicar el volumen de sus negocios y reducir la huella ambiental al mismo tiempo. El ejecutivo argentino describió la situación de la filial local: "Hay algunas unidades que están yendo muy bien y otras que deberíamos desarrollar, como el reciclado de material de impacto".

Explicó que hoy es reciclable el 70% de los envases, pero sólo se recicla el 40%, y que Unilever intenta estimular la recuperación de materiales. Sin embargo, para alcanzar mayor escala y evitar que más plástico termine en relleno sanitario, afirmó que hace falta el compromiso del Gobierno, la sociedad y las compañías para generar infraestructura. "La economía circular es lo que me permitió volver a enamorarme del capitalismo", dijo en referencia al modelo económico que se aleja del "usar y tirar" y se acerca al "reusar, reducir y reutilizar". Y describió: "El antiguo capitalismo buscaba conquistar las voluntades de los consumidores y se fijaba más en el diseño, con lo que creó algunos procesos que no fueron óptimos para el medio ambiente. Además, ese modelo se construyó con buenas intenciones, pero creyendo que los recursos eran ilimitados".

Explicó que, en el "capitalismo compartido", el modelo que está emergiendo, las compañías deben conseguir la "licencia para operar", que no viene del Gobierno, sino de los consumidores. "Las redes sociales exigen a las compañías que tengan un rol distinto. No hay otro modelo fuera del capitalismo, pero creo que este nuevo esquema puede agregar valor para todos. El planeta no se acabará nunca, lo que se acabará son las especies que viven en él, como los humanos. Necesitamos pensar en las nuevas generaciones", advirtió.

En tanto, el ejecutivo dijo que los consumidores no están "nada dispuestos" a pagar más por un producto sustentable y que eso está bien, porque "es una obligación de la compañía", lo debe resolver ella misma y "no pasárselo al siguiente". Agregó: "La sustentabilidad es un buen negocio que reduce costos: uno puede ser más sustentable y más efectivo. Si me sale más caro, el problema es mío y algo está mal hecho". Citó como ejemplo los desodorantes comprimidos, que tienen un 30% menos de aerosol pero cuestan igual que los tradicionales. "Pedirle a la gente que pague por algo que es responsabilidad nuestra es un error", insistió.

En la industria automotriz, la sustentabilidad tiene varias facetas: producción, uso y disposición final de los vehículos. Sobre este último punto, Herrero explicó que en Japón hay muchas piezas de unidades nuevas hechas con partes recicladas y que actualmente en la Argentina la compañía se encuentra en trámites para que se pague el fee del reciclado en el momento de la compra, para que Toyota se haga cargo de esos vehículos cuando se termina su vida útil. Además de autos híbridos, Herrero se refirió a las unidades que utilizan hidrógeno como combustible, ejemplares que ya se ven en Japón. Advirtió que para que existan en la Argentina primero debe adaptarse la infraestructura.

Por otro lado, explicó los cambios de tendencia en uso y, para eso, utilizó nuevamente el ejemplo del país asiático. Allí existe el modelo de "ciudad inteligente" en varias metrópolis en las que hay "anillos" en los alrededores de la ciudad donde se pueden alquilar autos, se usan durante el día o por hora, y además no contaminan porque son eléctricos. "La Argentina puede ir a eso. Las compañías podemos asociarnos con el Gobierno para generar ese cambio, que puede ser muy fuerte", dijo.

Los cambios en los procesos de producción llevaron a Danone a convertirse en una "Empresa B", una certificación que indica que las compañías que la reciben están comprometidas con la sociedad y el medio ambiente en el que se desarrollan. Son firmas que desean generar un cambio más allá del rédito económico y que consideran en sus decisiones a todos sus stakeholders: trabajadores, inversores y consumidores. La compañía comenzó a medir su impacto en sustentabilidad y sus ejecutivos se dieron cuenta de que estaban muy cerca de la certificación. Tras cuatro años de un proceso de ordenamiento, recibió el sello a mediados de este año. "Es una vuelta de tuerca, es una mirada de un capitalismo más integrador y de largo plazo", expresó Perotti.

"La fortaleza de la multinacional está en el consumidor", aseguró, y explicó que las marcas de Aguas Danone intentan traer un beneficio a la comunidad. En el caso de Villavicencio, se trabaja con recuperadores urbanos para que las botellas sean 100% recicladas. En tanto, Villa del Sur trabaja en un proceso de conservación de agua en el río Chubut. "El proceso de convertirse en una Empresa B te obliga a repensar la energía, los desechos, la emisión de carbono y a mirar a toda la cadena e involucrarla", detalló.

Finalmente, Filgueira Risso se refirió a su trabajo en la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad. En primer lugar, explicó que el Estado históricamente actuó sin pensar en sustentabilidad, y que la prueba de eso son las inundaciones en ciudades de países desarrollados. Así como hay una demanda de los consumidores para productos más sustentables, también hay una de los ciudadanos para que los gobiernos piensen mejor su accionar, dijo. Si bien afirmó que hay mucho de su trabajo que se hace en términos de cooperación con las empresas, también hay otra parte de control. "Si una compañía vuelca residuos al Riachuelo, las externalidades las paga el Estado -explicó-. Las políticas de control son esenciales, porque queremos que todas las organizaciones hagan todo bien, pero en otros casos no nos queda otra porque no se cumple con las reglamentaciones".


Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern

 


Financiamiento - Opciones de pago: los comercios destacan que la alta presión impositiva y los cargos terminan quedándose con una porción importante de sus ingresos.


Los consumidores se fastidian cuando ven el cartelito de "No aceptamos tarjeta", y está bien que así sea porque es obligatorio tener un medio electrónico de cobro tanto para comercios como para prestadores de servicios. La otra escena es cuando el bendito cartel reza "10% de recargo con tarjeta", otra regla ampliamente aplicada e ilegal. Pero atrás de la resistencia a utilizar tarjetas de crédito y débito, no hay sólo facturación en negro. También prima el rebusque de los negocios para esquivar costos fijos altos, impuestos, retenciones y demoras en recibir el dinero cada vez que cobran con una tarjeta de crédito o débito.

Pese a las rebajas acordadas con los bancos hace unos meses, en promedio, cuando alguien cobra con tarjeta de crédito o débito $ 100, recibe en su cuenta bancaria $ 89,7 que pueden demorar en acreditarse hasta 18 días, según datos de la procesadora de pagos Increase. Y de eso, $ 21 corresponden al IVA que debe reintegrarse a la AFIP.

En un promedio entre 9500 comercios monitoreados por Increase, el 2,22% de la facturación corresponde a costos de comisiones de las tarjetas de crédito y débito (el arancel de los pagos con crédito es 2,5% y con débito 1,2%). Pero a eso se suma un 2,51% que pagan en concepto de financiación, por las cuotas ofrecidas a los clientes.

A la suma también hay que agregar un 0,06% por el alquiler del POS; la terminal para pasar los plásticos, y un 0,69% que en promedio pagan por las promociones sobre el total facturado. Así en cargos de bancos, tarjetas y servicio de POS el costo es de 5,48 por ciento.

A eso se suma otro tanto de cargos, percepciones y retenciones que aplica la AFIP. Un 3,94% de lo facturado se va en promedio en retenciones de IVA, Ganancias e Ingresos Brutos. Las percepciones de los mismos impuestos restan un 0,1% más de la facturación, y un 0,78% queda en el camino para pagar el IVA por el arancel y los intereses que paga el comercio. Así al bolsillo o la cuenta del vendedor la facturación llega con un descuento total del 10,3%.

"Los cargos directos que cobran las tarjetas disminuyeron levemente este año, pero hay otros costos como los de financiación, a los que además se les aplica IVA, el costo final es mucho más alto que sólo la comisión por la operación", explica Ana Laura Jaruf, del departamento de Economía de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).


Fuente: La Nación

0
0
0
s2smodern


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, apuntó contra aquellos que se oponen a los cambios y remarcó que “es mentira que todas las reformas”, como la fiscal y la laboral que se llevan adelante, “sean para perjudicar”.

Al participar del encuentro del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), el funcionario instó además a “aprovechar el interés que hay en el mundo por Argentina”, lo que consideró una “enorme oportunidad”.

Al ser consultado sobre cómo ve a la Argentina en 2030, consideró que “una inserción inteligente” es lo mejor, ya que alertó “encerrados no se puede vivir mejor”.

"Estamos por el buen camino, hay que mirar lo que viene. Estamos convencidos que la Pyme argentina puede competir de igual a igual si tiene un Estado que trabaje a la par", señaló.


Fuente: Cronista

0
0
0
s2smodern