Lun, 17 Junio
El tiempo - Tutiempo.net

 

La Boston Mar del PLata expansión

 


Los dueños de emplemático comercio de Mar del Plata proyectan abrir locales fuera de La Feliz.


Luego de un período de incertidumbre en el cual hasta se llegó a informar sobre el cierre de las operaciones, los actuales dueños de La Boston pondrán en marcha un plan de expansión de la tradicional confitería nacida en Mar del Plata.

Fundada en 1958, tenía tres sucursales en esa ciudad de las cuales, tras una serie de conflictos gremiales, subsiste una sola ubicada en la Avenida Constitución al 4.900, donde también se encuentra la fábrica de sus conocidos alfajores y medialunas.

El objetivo del grupo empresario que controla La Boston es llevar la marca y sus productos a otras ciudades del país manteniendo en Mar del Plata la sucursal de Constitución y la planta.

Se trata de una estrategia que, de alguna forma, replica las llevadas a cabo por otras marcas tradicionales también nacidas en Mar del Plata como Havanna, Antares y Luciano´s.  En los tres casos, apostaron a expandir su modelo de negocios aprovechando la calidad de sus productos y el reconocimiento que fueron logrando las marca por parte de quienes visitan el balneario durante la temporada de verano.

En cuanto a La Boston, sus propietarios, dos empresarios hermanos marplatenses, tienen ya diseñada una estrategia comercial que incluye abrir locales en otras zonas de la Argentina y que se iniciará en la Ciudad de Buenos Aires a partir del primer trimestre del año. En una segunda etapa, se acelerará el proceso a partir del modelo de franquicias y con la inauguración de sucursales de La Boston en otros países de la región.

El proyecto se llevará a cabo de manera simultánea a la reestructuración financiera y societaria que los dueños de la confitería vienen encarando desde que se hicieron cargo de la sociedad, en noviembre del 2016.

En ese momento, una sociedad integrada por los hermanos Lotero, también fundadores de la cadena de panaderías y chocolaterías Xocolata, y un empresario austríaco compraron la empresa Tecomar, razón social bajo la cual opera la confitería.

El objetivo inicial era precisamente el mismo que ahora comenzarán a poner en marcha, si bien en ese primer momento también apuntaban a llevar a 10 los locales marplatenses de La Boston.

Sin embargo, el plan sufrió varios contratiempos, más que nada vinculados con la oposición del gremio al cambio de formato de negocios, lo cual derivó en la toma de casi todos locales por parte de sus empleados y en la suspensión de la estrategia comercial.

De hecho, por estos días culminó el conflicto en la sucursal de La Boston ubicada en la playa Varese, tras haberse acordado el cambio de marca y el desembarco de la confitería La Fonte D´Oro tras 200 días de ocupación por parte del personal que se desempeñaba en ese local de la Avenida Peralta Ramos frente al mar.

“Fueron momentos complicados que nos llevaron a cambiar nuestras prioridades para poder resolver la situación con los gremios y postergar los planes de negocios”, admite Juan Manuel Lotero ante iProfesional.

El empresario asegura que la situación derivó en el proceso concursal que fue aceptado por la justicia local hace seis meses y que en la actualidad atraviesa por la etapa de verificación de las deudas.

Pero aclara que la sociedad siguió operando. “Nunca pensamos en cerrar, al punto que hasta ahora seguimos fabricando y entregando la mercadería en un formato de reventa a balnearios, confiterías, hoteles, cafeterías que demandaban nuestros productos”, agrega.

A su vez, la tienda de Constitución continuó abierta con personal que no adhirió a las tomas de locales impulsadas por el gremio de los pasteleros y gastronómicos de Mar del Plata.

Según Lotero, el escenario actual les permite pensar en reflotar la expansión de La Boston con la apertura de sucursales en la Capital Federal antes de abril próximo.

“Estamos encaminados en abrir locales fuera de Mar del Plata porque sabemos que tanto la marca como sus productos son atractivos y muy requeridos”, asegura Lotero para quien “la gente quiere ir a La Boston a comprar sus medialunas y alfajores también otros sitios y no solamente en Mar del Plata, al estilo de lo que pasa con Havanna, por ejemplo”.

En este sentido, el empresario aclara que el plan también sufrió demoras por el cambio de contexto de país ya que el fuerte endeudamiento de la sociedad se vio afectado por la suba de las tasas de interés y la retracción por parte de los bancos de otorgar créditos a largo plazo y con intereses razonables.

“Cuando asumimos, en noviembre del 2016, quisimos aprovechar la temporada de verano y buscamos trabajar con varios bancos para apalancar nuestros planes. Pero el escenario cambió y se nos armaron cuellos de botella que nos obligaron a establecer otras prioridades”, argumenta Lotero.

Y si bien, la situación actual de la economía argentina no es diferente a la de esos tiempos, el empresario asegura que en estos momentos no tienen temor por los niveles de recesión o la fuerte retracción que se verifica en el consumo interno.

“Creemos que es tiempo de crecer, de salir afuera de Mar del Plata para luego volver a entrar, pero con un formato más moderno y como corresponde para una marca tradicional y de fuerte afinidad con los consumidores de todo el país”, sostiene.

También destaca que la devaluación puede ser un impulsor de la expansión de La Boston en el exterior. “Es favorable para salir hacia mercados en el extranjero como lo están haciendo otras empresas”, argumenta Lotero.

“Lo concreto es que nunca quisimos apagar la marca y que vamos a retomar los planes para que mantenga su tradición y su afinidad con los clientes, creciendo de una forma prolija y ordenada”, añade uno de los nuevos dueños de la confitería fundada en 1958 en un local de Buenos Aires entre Belgrano y Moreno por dos socios, Fernando Alvarez y Miguel Potrone.

Sus medialunas fueron ganando adeptos y en 1997 comenzó la expansión de la confitería con la apertura de dos locales en la zona de la costa desde Playa Varese y Cabo Corrientes hasta Playa Grande.

Luego se construyó la nueva planta elaboradora de productos de pastelería, sandwichería y cátering, con un importante local de venta al público y cafetería en la Avenida Constitución. Y en noviembre del 2001 llegó al Shopping “Paseo Diagonal” mientras que a finales del 2006 se instaló un nuevo local en el shopping Los Gallegos.


 Fuente: Iprofesional

0
0
0
s2smodern