Sáb, 22 Septiembre
El tiempo - Tutiempo.net

 

11 07 yeap 696x401


Yeap! de capital local invierte US$ 30 millones en Internet of Things (IoT).


El proyecto comenzó en el país pero ya se está expandiendo a Uruguay, Paraguay y Colombia. Heladeras que se programan, una de las partes más “vistosas” de la Internet de las Cosas. Sin embargo, tiene muchas aplicaciones que pueden hacer más eficiente el día a día de manera “invisible”.

La posibilidad de controlar a qué hora se prenden las luces de las calles, que un auto haya cumplido con el pago del cargo de estacionamiento o verificar a distancia la temperatura de un camión frigorífico. Todo mediante la comunicación de datos sin intervención humana y a bajo costo, con relación a las redes actuales. Eso es lo que promete la denominada Internet de las cosas o Internet of Things (IoT), que ya cuenta con redes específicas desarrolladas en la Argentina. Básicamente consiste en la posibilidad de que dos dispositivos envíen y reciban información por Internet.

El año pasado, la argentina Datco se asoció con la francesa Sigfox para desplegar una red. Y ahora se suma Yeap!, una firma de capitales locales que está invirtiendo US$ 30 millones para montar infraestructura en la región. La empresa empezó hace un año a cubrir la Capital, Gran Buenos Aires Norte y Oeste, Mar del Plata, y las ciudades de Tucumán, Córdoba, Jujuy, Neuquén y Santa Fe. Para fin de año agregarán el Gran Buenos Aires Sur, Rosario, Santa Rosa y Salta. La idea es completar todo el país en 2019.

Paralelamente, Yeap! está invirtiendo en Montevideo y Asunción. En dos meses, arrancan también en Ciudad del Este y Encarnación (Paraguay) y Medellín (Colombia). Para 2019 llegarán a Brasil y a la costa sudeste de Estados Unidos.

Yeap! es del grupo Inversiones Cóndor, liderado por Carlos Joost Newbery, quien participó en la creación de empresas como Movicom o CTI Móvil y que intentó adquirir Telecom, en 2009. La empresa está al mando de Martín Rajman, un ex Telecom Personal.

La empresa usa una tecnología inalámbrica denominada LoRAWAN. Para operar solo necesita la autorización del Enacom, el Ente Nacional de Comunicaciones (las frecuencias que usa no se pagan). La red tiene muy largo alcance y puede conectar dispositivos de baja potencia mediante un sistema seguro, con bajo consumo de energía (las baterías pueden durar 5 años) y a muy bajo costo de conectividad, aseguran.

“Somos carriers y trabajamos con desarrolladores”, explica Rajman. “No tenemos desarrollo inhouse de aplicaciones. Esta es una industria colaborativa y nosotros somos flexibles”. Es más, crearon un fondo para acelerar a start-ups que crean aplicaciones para IoT y ya están trabajando con una solución orientada al campo.

La clave de la red de IoT es el volumen. Por eso, Rajman prefiere no arriesgar una proyección de facturación para el primer año de operaciones. “Cada antena de la red tiene una capacidad para transmitir 1,2 millón de mensajes diarios”, se entusiasma.


 Fuente: Clarín

0
0
0
s2smodern